20/07/2024

Revista C&A

La Revista de Carnes y Alimentos del Uruguay

dollar, 100, dollars

Prevén que Estados Unidos exporte menos carne bovina en 2024 y 2025

Estados Unidos exportará menos carne en los próximos dos años y tendrá que incrementar la importación. Uruguay es un habitual proveedor de carne bovina con destino a industria, contando con un cupo de 20.000 toneladas, con un arancel de US$ 44 por tonelada, pero fuera de cuota paga 26,4%.

Según un informe de la Universidad de Oklahoma

Para recuperar su nivel de exportación,  Estados Unidos deberá recomponer su rodeo bovino. Para 2025, se espera que la producción de carne bovina en ese país caiga entre un 15% y un 16 % en comparación con el nivel de 2022, explicó el profesor norteamericano Derrell Peel, de la Universidad Estatal de Oklahoma.

“Será posiblemente el nivel más bajo (de oferta de carne vacuna norteamericana) desde 1993”, informa Peel, en un artículo publicado en el portal norteamericano beefmagazine.com. Según él, la liquidación del rodeo de ganado norteamericano, forzada por la sequía itinerante de 2020-2022, hizo que fuera más pequeño de lo previsto y de lo necesario.

Según un estudio oficial realizado el 1° de enero de 2023, la cabaña de vacas para carne, con 28,9 millones de cabezas, es la más pequeña desde 1962, recuerda el profesor. “El rodeo de vacas para carne siguió disminuyendo en 2023 y será aún menor en 2024”, agregó el catedrático. Si bien es probable que la liquidación de rebaños siga ocurriendo en algunas regiones de América del Norte, desde una perspectiva nacional, la liquidación de rebaños se ha desacelerado o se ha detenido, señaló Peel. Sin embargo, continúa el profesor, la sequía aún persiste en las regiones ganaderas, lo que hace difícil impedir la (reanudación) de la liquidación del rebaño y mucho menos estabilizarlo y luego reconstruirlo.

El sacrificio de vacas de carne disminuyó en 2023, pero no lo suficiente como para sugerir que la cabaña bovina se haya estabilizado completamente”, refuerzó Peel.

En opinión del profesor, serán necesarios varios meses para reducir el sacrificio de hembras antes de que sea posible ampliar la manada. Dijo que algunos ganaderos más antiguos están considerando el mercado actual como una forma de salir de la producción de ganado, o al menos de la producción de terneros. “Los tipos de interés mucho más altos y el coste de financiar la reconstrucción de los rebaños son un factor disuasivo para algunos productores”.

En opinión del profesor, la demanda nacional e internacional de carne vacuna estadounidense fomentará un rebaño significativamente mayor en el futuro. «Esto requerirá una mayor retención de novillas y un menor sacrificio de vacas, lo que reducirá aún más el sacrificio de ganado y la producción de carne de vacuno durante al menos 2 o 3 años», cree, y añade: «Tras el suministro récord de carne de vacuno en 2022, debido a la liquidación de rebaños, La producción de carne de vacuno de Estados Unidos caerá en 2023 y se espera que caiga drásticamente durante al menos otros dos años”.

Ayúdanos y comparte en tus redes sociales: