Creció levemente el consumo de carne bovina al cierre de 2021

Creció levemente el consumo de carne bovina al cierre de 2021

Según el informe del INAC, en total de proteínas de origen animal, los uruguayos consumieron 91,2 kilos por habitante, lo que marca un aumento de 3,9 kilos frente a 2020

Los uruguayos incrementaron el consumo de proteína animal al cierre de 2021, alcanzando 91,2 kilos por habitante al año, volumen que marca un crecimiento de 3.9 kilos respecto al cierre de 2020, según los datos del Instituto Nacional de Carnes (INAC).

El Instituto divulgó días atrás el cierre del consumo correspondiente al año pasado, remarcando que Uruguay es un cliente especial de proteínas cárnicas con un perfil de consumo que tiene una elevada concentración en la carne bovina.

El año pasado los uruguayos comieron 46 kilos al año de carne bovina, notándose una recuperación de los volúmenes perdidos en años anteriores. Según el INAC, en los últimos dos años, el consumo de carne bovina viene aumentando, pero el crecimiento al cierre de 2021 fue más pronunciado y llegó a 2,9 kilos por habitante.

Más allá de los cortes bovinos, la carne aviar se posicionó como la segunda más consumida en el mercado interno. Viene creciendo todos los años y aún hay mucho espacio para incrementar la demanda comparando con lo que sucede en países vecinos. Al cierre del 2021 el aumento fue de 2,9 kilos por habitante al año. El uruguayo promedio come 23,7 kilos al año de carne aviar, según datos de INAC. El 2020 cerró con un consumo de 20,8 kilos por habitante.

La suína fue la tercera más consumida con 19,3 kilos por habitante al año, cuando en 2020 había quedado en 18,3 kilos por habitante al año. En este sector es muy fuerte la presencia de carne importada, principalmente desde Brasil, uno de los mayores productores mundiales de cerdos. En 2021 el consumo de carne de cerdo, un producto muy versátil en la cocina, creció 1 kilo por habitante.

La que continuó con consumo retraído fue la carne ovina y más con los precios que paga China, mercado que además compró volúmenes interesantes a lo largo del año, llevando los precios a un récord.

En 2021 se consumieron 2,2 kilos por habitante al año, cuando en 2020 se habían consumido 2,5 kilos por habitante, señaló el INAC.

Abasto. El informe de referencia destacó que considerando el total de carne de todas las especies, sean de origen nacional o importada, otro año más quedó claro que el mercado interno (abasto) representó el 82%, mientras que el restante 18% tuvo por destino la industria y principalmente las chacinerías.

En materia de precios al público, las variaciones acumuladas a diciembre 2021 en términos nominales mostraron una tendencia al alza para todas las carnes. Por su parte, el análisis de precios en términos reales mostró tendencias distintas entre especies. Los precios de las carnes bovina y ovina mostraron tendencia alcista debido a que aumentaron por encima del Índice de Precios al Consumo (IPC), en tanto los aumentos de precios de las carnes aviar y porcina fueron inferiores al IPC, produciendo una caída en términos reales.

Foto de Kat Smith en Pexels

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

简体中文 简体中文 English English Français Français Italiano Italiano Português Português Español Español
A %d blogueros les gusta esto: